Google+ Badge

lunes, 8 de enero de 2007

ROGELIO "CHOLO" CANO: "Especie en extinción"

Conocer al Cholo Cano ha sido lo mejor que me ha pasado dentro de mi actividad periodística en el automovilismo nacional. Fue en una carrera de Turismo Carretera en Nueve de Julio, en 2003, cuando le pedí si podíamos hacer una nota para el diario La Verdad, del que él es proveedor de material fotográfico.

El regordetón de bigotes que se dirige de un lugar a otro del circuito sobre un Scooter azul, de sobrerito blanco de alas cortas y bajas; extendió su brazo, me dio una fotocopia y me dijo: “Con esto podés conocer mucho de mi”..., y tenía razón. Allí hablaba de su experiencia cuando se brindó para un experimento científico que nunca había sido realizado con seres humanos..., consistía en generar plaquetas para luego ser trasfundida a pacientes que padecían leucemia..., entre ellos su hijo adoptivo....

El Cholo Cano fue camionero, como yo, y mecánico..., a lo que también me he dedicado ayudando a algún amigo en los talleres o con mi propio karting cuando corría. Por eso nos une las mismas pasiones y disfruté tanto la nota que hice para el diario La Verdad, y que subiré en estos días para que lo conozcan ustedes también.

El fue siempre un ídolo para mi porque su profesión de fotógrafo de las competencias de autos era lo que soñaba hacer treinta años atrás. La vida me llevó por otros andariveles y no pudo ser, aunque luego de dos décadas haya logrado esta profesión que también me apasiona.

Recuerdo la alegría mía y la de mi hijo Juan Carlos cuando en una carrera de Paraná, Laura Cano, hija del Cholo nos regaló una calco que pegué en la puerta de la caja de mi Ford Ranchero color gris: “Canoprensa”, se leía y la mostraba orgulloso. Esa página:
www.canoprensa.com.ar cumplió diez años al servicio de todos nosotros, con buen material fotográfico, con historias, con humor y simpatía, como su creador.

Las tribunas con miles de simpatizantes de Ford, Chevrolet, Dodge y Torino, vivan al Cholo Cano cuando se detiene frente a ellos y los saluda con una reverencia y las manos juntas como en una oración.

El Cholo es ídolo, es pasión, es automovilismo puro; es un personaje dentro del gran circo, es una fiera dentro de la gran selva, es un icono en esta era ciberespacial. Pero por sobre todas sus cualidades, el Cholo Rogelio Cano es un Ser Humano especial, fantástico, maravilloso, sensible, un amigo incondicional, un gran padre de familia, compañero de su esposa y abuelo malcriador de nietos; un hombre derecho, leal, sincero..., el Cholo Cano es una especie en extinción.


Circuitos y Talleres

No hay comentarios.: