Google+ Badge

lunes, 30 de noviembre de 2009


FUENTE: TC 2.000 = www.tc2000.com.ar

Sin dudas que la última cita del año de TC2000 quedará en la memoria por los resultados finales que entregó, pero también por la suma de emociones y variables que tuvo esta especial competencia. Fue la carrera más larga de la historia con 250,800 kilómetros de extensión, poco más de dos horas de duración, condiciones de piso mojado y seco; lucha ardiente en pista, paradas en los boxes con recarga de combustible, cambio de neumáticos y de pilotos.

Por si fuera poco, la Final contó con diez líderes diferentes a lo largo de las 40 vueltas que se sucedieron de la siguiente manera: Anthony Reid que largó en punta, Leonel Pernia, Rubén Salerno, Norberto Fontana, Martín Basso, Luis José Di Palma, Guillermo Ortelli, José María López, Bernardo Llaver y Gabriel Ponce de León, siendo éste finalmente quien vio primero la bandera a cuadros.

Las estrategias volvieron a ser protagonistas y rápidamente se vieron las mismas cuando en la primera vuelta ingresó el Auto de Seguridad por el accidente de Franco Berardi, Fabricio Pezzini y Germán Suárez poco después de largar y tras el cual, la mayoría de los pilotos aprovechó para ingresar a los boxes a recargar combustible y cumplir con la primera de las dos paradas obligatorias.

Así como las detenciones en los pits fueron importantes para definir posiciones, la lucha en pista no faltó a la cita y el espectáculo estuvo garantizado siendo la muestra máxima de ello cuando López, Canapino, Ponce de León, Ugalde y Llaver se colocaron prácticamente a la par luchando por el primer lugar por el transcurso de media vuelta. Precisamente en esa maniobra Ponce de León arriesgó y perdió el control de su auto entrando en trompo aunque sin golpear contra la pared y pudiendo continuar.

Quien hubiera dicho que luego de esa situación el “León” de Ford terminaría ganando por 22° vez en TC2000 y recuperando la memoria después de una larga sequía, desde su último triunfo en San Martín el 2 de noviembre de 2008. Pero las carreras son así, “hay que esperarlas” como dijo el propio juninense y la alegría llegó.

“No pensaba que podía ganar. Si bien el auto era muy competitivo en las pruebas previas, luego del golpe de ayer (sábado) y con la lluvia no creía que podíamos estar acá. Él (por Daniel Serra) era el único que dijo desde los ensayos que ganábamos. Daniel me dejó un auto impecable e hizo una muy buena carrera en la parte que le tocó. Yo luego me equivocó con la maniobra en la que quiero pasar a la punta pero por suerte no golpeo la pared y solamente me retraso. Después intenté poner buen ritmo y esperar. Así son las carreras y tuve la suerte”, comentó el ganador.

Otros que podrían haber ganado fueron Martin y Baldinelli, que de no ser por una penalización de pase y siga por boxes por tener una persona de más involucrada en la asistencia, hubieran quedado en la cima de las posiciones luego del último relanzamiento. “Fue todo increíble ya que tanto Ezequiel como yon tenemos solamente tres carreras en el año y estamos acá. Sabíamos que el auto estaba muy bien y nos faltaba redondear. Para nosotros es un triunfo y demuestra que tenemos vigencia, capacidad y talento”, consideró Martin.

Así como la victoria entre los pilotos particulares quedó para Martin/Baldinelli, el campeonato se lo llevó Emanuel Moriatis (Basalto TTA) tras arribar octavo en la general, tercero en la divisional y superar por un punto a Fabián Yannantuoni (DTA), que debió abandonar tras un incidente con José Ciantini cuando éste conducía el Chevrolet Vectra de Christian Ledesma.

En cuanto a la definición del Endurance Series las variantes tampoco faltaron y cada vuelta transcurrida cambiaba el binomio que se alzaba con el certamen, siendo finalmente para Fontana/Mauricio que culminaron sextos con un Toyota que arribó malherido a la bandera a cuadros por un problema eléctrico. “Integramos un binomio muy regular con Ricardo. Nos llevamos el Endurance Series que no es poca cosa. Fue una carrera muy emotiva y cambiante ya que por momentos lo ganábamos y por momentos no”, opinó Fontana.

Pero sin lugar a dudas, la alegría mayor se la llevó “Pechito” López consiguiendo el título a pesar de abandonar en la 32° vuelta cuando venía liderando la competencia. El joven cordobés ya era campeón porque su único rival, Juan Manuel Silva (Equipo Petrobras), también había desertado de la Final poco antes por la rotura de la dirección hidráulica.


Circuitos y Talleres

No hay comentarios.: