Google+ Badge

jueves, 9 de junio de 2011

Es complicado el panorama para Gabriel Ponce de León


EL CASO LSG Y SUS DERIVACIONES

Contrariamente a lo que se pensaba, el panorama del caso Lincoln Sport Group parece haberse oscurecido con la declaración de Hugo Cuervo. La pública y la privada en la CAF, donde reconoció que no eran ciertos sus dichos sobre la situación reglamentaria de los otros dos autos del equipo. El tribunal debe decidir qué versión creer, y para eso, el testimonio de Alejandro Solga, Jefe Técnico de la ACTC puede ser la clave. ¿El caso de Ponce de León parece mas complicado? Carlos Álvarez habló sobre el tema.
(UV, 9-6-2011) Las declaraciones públicas de Hugo Cuervo, lejos de resolver un problema causaron otros. Reconocer que los autos de Mauro Giallombardo y Néstor Girolami no estaban en la misma situación técnica irregular que el de Gabriel Ponce de León como había declarado el mismo domingo de Buenos Aires, suena razonable, pero es tarde, porque el daño a aquellos dos pilotos ya lo causó, de hecho Girolami se pierde la carrera de Posadas porque no consiguió otro Torino, y Giallombardo tuvo que salir corriendo a conseguir un auto y armar un equipo provisorio para poder correr en Misiones.

Pero además, el anuncio del retiro del equipo y la inmediata puesta en venta de los autos y equipamiento, necesariamente requiere que los autos sean nuevamente habilitados para correr en TC, sino ¿Quién los va a comprar?

Entonces, si un día dijo que estaban todos igual, y una vez que está suspendido y comprende que se le terminar sus días en TC, dice que es mentira, que esa declaración estaba hecha bajo emoción violenta y presión periodística y de las circunstancias, ¿Por qué no creer que sólo quiere descongelar los autos de Girolami y Giallombardo para no quedarse con un capital parado y congelado, hacer un relativo buen negocio vendiéndolos, y hasta evitar algún reclamo jurídico por no poder cumplir con un contrato de prestación de servicios como el que tenían?

Es cierto que la confianza en el departamento técnico de la ACTC, debería permitir que tras la citación a declarar del próximo martes a Alejandro Solga, se confirme que efectivamente esos autos no estaban en carreras anteriores como el de Ponce de León en Buenos Aires. Y en ese caso sería razonable que sean liberados para que puedan volver a correr. Ese sería quizás el argumento más sólido para destrabar la situación de los compañeros de Ponce, que podrían comprar los autos y armar uno o dos equipos individuales y seguir su campaña en TC.

¿Y Ponce de León? Para él, la situación es más complicada porque, además de estar directamente involucrado en el problema, fue suspendido provisoriamente por la CAF, ante las dudas que quedaron luego de su declaración. Esto se deduce naturalmente de la sanción en sí misma, pero también de la declaración de Carlos Alvarez, Presidente del tribunal que juzga el caso:

“El caso de Ponce estamos tratando de resolverlo a la brevedad, yo quisiera resolverlo la semana próxima, si dos o tres elementos que nos faltan, pudiéramos tenerlos, para decir si corresponde o no, que el hombre este habilitado para seguir corriendo, con otro auto. Pero por ahora tengo muchas dudas, tengo muchas dudas. Ha habido muchos dimes y diretes, mucho blanco y negro. Ante la duda, dijimos, bueno, vamos a parar la pelota, vamos a ver qué pasa acá, que ha pasado acá. Es un coche, son varios coches, sabían, no sabían, estaban enterados, no estaban enterados, son inocentes, son culpables. Pero por ahora, lo que tenemos que demostrar es un gesto de autoridad, de decir, paren muchachos, acá no es que cada uno hace lo que quiere, y viene y nos cuenta el cuento de Blanca Nieves y los Siete Enanitos…”

Evidentemente hay dudas concretas y elementos que las confirmen o desvirtúen. Ponce de León tiene una suspensión provisoria que no es apelable, y que suele ser de 30 días máximos, durante los cuales, se investiga. Si el tribunal se toma sólo una semana más para dar su fallo firme como desea Álvarez, Ponce podría correr en Rafaela aún bajo una apelación a ese fallo si significara una extensión de su suspensión. Pero si la CAF no puede resolver la situación del subcampeón antes de Rafaela, el piloto se perderá también la próxima fecha del campeonato.


FUENTE: ULTIMA VUELTA
www.ultimavuelta.com.ar

COMUNICADO DE PRENSA DEL LINCOLN SPORT GROUP



Comunicamos que desde el día de la fecha el equipo de competición Lincoln Sport Group dejará de participar en el Turismo Carretera, categoría en la cual formó parte durante 12 años, formando pilotos, mecánicos y dando trabajo a familias argentinas. Obteniendo el campeonato 2009 junto a Emanuel Moriatis, ganando 36 carreras y logrando 72 podios, dos subcampeonatos con los pilotos Rafael Verna en el 2005 y Gabriel Ponce de León en el 2010.

El LSG agradece a todos los pilotos que pasaron por nuestras filas, a los proveedores que confiaron en nosotros y a todos los que de una u otra manera nos brindaron sus palabras de apoyo en estos momentos.

Asimismo están en venta los autos y repuestos, así como Semis de competición que están a entera disponibilidad de los interesados en adquirirlos.

Por su parte el LSG agradece la participación de los pilotos de la escuadra, Gabriel Ponce de León, Néstor Girolami y Mauro Giallombardo, por haber confiado en el equipo, alejándolos de toda responsabilidad alguna con lo referido a la sanción de la C.A.F de la ACTC hacia el equipo.

Los pilotos desde este momento están en libertad de acción de continuar en otros equipos dentro del Turismo Carretera.

Cabe aclarar que el Sr. Hugo Cuervo no emitirá opinión alguna en referencia a la sanción aplicada por la Asociación Corredores Turismo de Carretera hasta que dicha sanción no tenga una resolución final.

Por parte de la sanción aplicada al Sr. Manuel Cuervo, se utilizarán recursos legales de la justicia ordinaria y el I.N.A.D.I, que se llevarán a cabo por el estudio del Doctor Fernando Burlando.

LINCOLN SPORT GROUP



Circuitos y Talleres

No hay comentarios.: