lunes, 12 de diciembre de 2011

sábado, 10 de diciembre de 2011

Graciela y Víctor, los padres de Guido Falaschi, hicieron púbica este sábado una carta abierta cerca de cumplirse un mes de la trágica muerte del piloto de Las Parejas.
"Guido Martín FALASCHI, nuestro amado y único hijo, murió trágicamente el domingo 13 de noviembre de 2.011 a causa del deplorado siniestro acontecido durante la competencia de Turismo Carretera que tuvo lugar en el autódromo “Juan Manuel Fangio” de Balcarce. Guido tenía 22 años. El día de la carrera llegó al circuito con el sano propósito de ratificar sus maravillosos méritos de piloto del automovilismo deportivo y las ejemplares virtudes personales que siempre corroboramos en él -y nunca olvidaremos- todos los que tuvimos el privilegio de disfrutar de su conocimiento y de esas calidades extraordinarias. Disimulaba la amargura proveniente de una sanción injusta inferida por quienes no le garantizaron el pleno y debido ejercicio del derecho de defensa. La vida de Guido se extinguió horrorosamente en el marco de hechos que suscitaron críticas severas y coincidentes expresadas por distinguidos y experimentados especialistas. Se encuentra en curso una investigación penal llamada a esclarecer esas mismas circunstancias y a escindir las responsabilidades que pudieran concernir al delito de homicidio culposo, supuesto que ocupa averiguar a las autoridades judiciales competentes, expediente en el que ya encomendamos a nuestros abogados soliciten se nos tenga por parte y proporcionen la máxima colaboración en aras de arribar pronto a las conclusiones que el caso reclama. Todos estos esfuerzos no nos devolverán a Guido ni mitigarán el calvario y desconsuelo que con intensidad colosal e indescriptible instaura en nosotros su temprana e incomprensible partida. Sólo atienden a la honestidad de un anhelo que nos guía y que preside la intención de afianzar en el futuro el estricto cumplimiento de las normas de seguridad prescriptas e inherentes a la actividad deportiva en la que nuestro hijo consagró de manera jubilosa y deslumbrante sus mejores ilusiones y energías, y donde también halló una muerte inicua, para que otros jóvenes dedicados a estas competiciones dispongan de las obligadas salvaguardas. A casi un mes de ocurrido el fallecimiento de Guido esperamos los convincentes avances de la aludida investigación penal y desautorizamos cualquier acto conmemorativo de la persona y de la trayectoria de nuestro hijo, auspiciado por individuos o entidades -en particular la “ACTC”- que adeudan el aporte de explicaciones ante los tribunales. Diciembre 10 de 2.011 Víctor FALASCHI - Graciela SANTILLI" Circuitos y Talleres