Google+ Badge

miércoles, 2 de diciembre de 2009

GERÓNIMO CASTELLI EN SU TALLER

Gero junto a sus motos, la 50 y la 125, con las que correrá el "Campeonato de Verano" del Junín Moto Club, además del nocturno de Venado Tuerto.

Guillermo y Carlos Movilla, tío y abuelo, junto a Gero en el taller familiar.

Le debíamos la visita a Gerónimo Castelli y era una descortesía de parte nuestra con uno de los pilotos de motociclismo que tienen un gran futuro. Lo vimos en el campeonato de verano del Junín Moto Club, luego en el "Cuatro Ciudades" y en una competencia de Martínez de Hoz sin puntos. Lo vimos crecer en 50cc., luego en 110 y cuando se subió la 125cc que le vendió Lucas Ovide, no quedaron dudas: se formaba un piloto veloz, pensante, frío y aguerrido; sólo había que darle tiempo de experiencia, pero no esperábamos que fuera tan poco. Gerónimo Castelli será, junto a otros nombres ya consagrados, un piloto de grandes espectáculos y un campeón en potencia. A partir del 13 de diciembre comenzará el "Campeonato de Verano" en el circuito "Rolando Nardi" del Junín Moto Club, y para eso trabaja Gero, su tío Guillermo Movilla ("Cachete") y su abuelo Carlos Movilla, junto a la peña de unas 25/35 personas que lo apoyan en lo económico.

¿Porqué están las motos desarmadas?
Después de la carrera de Venado llevamos la 50 a lo de Huguito D´Angelo para ver si estaba todo en condiciones y si se le puede hacer algo más, y la 125 la llevamos a lo de Jorge Períes porque teníamos un problemita; sólo revisarlas, por ahora está todo tranquilo.

¿Qué balance hacés del año?
Fue muy bueno, muy lindo, encontré mucha gente que me apoyó en todo, con Huguito se logró el motor que tenemos, lo aprovechamos desde la mitad de año y fuimos subcampeones; la peña hizo un esfuerzo muy grande porque colaboran en todo y además me compraron la 125; y mi familia, pese a que no les gustaba que corra en motos pero me apoyaron a la fuerza jajaja.

¿Cómo fue la compra de la 125?
En Villa Cañás Lucas (Ovide)me la prestó para que de unas vueltas, ya me la había prometido, no tenía ni idea de cómo andar, nunca me había subido a una moto de esas características. La primera vuelta anduve por la tierra arada jajaja, me enrosqué con los alambres jajaja; di tres vueltas porque Lucas tenía que correr el domingo y ne quedé con muchas ganas de seguir manejándola..., a mi vieja siempre le gustaron esas motos, así que ¡la convencí, la convencí y la convencí! jajajaja...
Lucas la tenía que vender, era el último día que teníamos, si no la comprábamos se la llevaban..., vine casi lagrimeando al taller, les dije a los muchachos que si no me compraban la 125 dejaba de correr; yo ofrecí mi moto de calle porque quería correr en esa 125, mi tío habló los muchachos de la peña y dijeron, ponemos cien pesos cada uno y tenemos para la primer entrega. Así hicieron...
Cuando quedó acá, en el taller, mi tío le sacó las ruedas para que no ande en la calle jajaja.

¿Cuándo y en qué categoría comenzaste?
En el campeonato de verano pasado con el 50cc, después paré un poco para agarrar algo de plata, fuimos a lo de Juan (Ayerbe), me ofreció un cuadro de él con un motor que iba muy rápido, con los muchachos y Juan fuimos a lo de Huguito (D´Angelo), me dio una mano importante pese a que estaba con mucho trabajo con los kartings; todos estábamos muy entusiasmados y ansioso, yo más que nadie, pero le agradezco también a Huguito porque nos hizo un lugarcito.

¿Con cuántas carreras en 125 llegaste a Martínez de Hoz?
Con una en la laguna, una serie en Venado Tuerto, cuando se fundió, y la segunda fue Martínez de Hoz, después hice unas pruebas en Bragado y la última en Venado Tuerto.´

En Martínez de Hoz terminó segundo, lo pasó Gastón Funes en la última curva, pero lo aguantó durante toda la final. Ya había demostrado el potencial en la serie con Funes y César, y también en 50cc., categoría en la que brindaron un gran espectáculo con Funes. "La maniobra de Gastón en la final, en la última vuelta fue admirable, me sirvió para aprender porque yo cometí un error y de los errores se aprende y él con una de las mínimas mañas que debe tener me superó muy bien. Ahora ya la conozco y la puedo poner en práctica.

La charla fue prolongada y agradable, como se dan en los talleres en la que fluyen las anécdotas en ronda de mates. Como es habitual al final de la nota para la radio, llegaron los agradecimientos: "A mis amigos que están siempre dándome una mano en todo, a la peña que gracias a ellos tengo la 125, a mi famila que me apoyan en todo, a Osvaldo Falcón y su familia, a Huguito D´Angelo, a Jorge Períes por lo que hace en la 125, a Juan Ayerbe y a todos los que me ayudan".


Circuitos y Talleres

No hay comentarios.: