Google+ Badge

lunes, 11 de abril de 2011

¿QUIEN LE DEVUELVE LA CARRERA A WERNER?


Créditos: Última Vuelta
www.ultimavuelta.com.ar

El entrerriano largaba desde la Pole Position la carrera nocturna de Santa Fe, pero la largada se hizo mal y quedó detenido en la grilla esperando un cartel que nunca apareció. No hubo un gran accidente por pericia y algo de suerte, pero la carrera tampoco se detuvo y siguió como si nada hubiera ocurrido. No fue un error, fueron dos errores de las autoridades, y a Werner nadie le devolverá la carrera.
(UV, 10-4-2011) La largada de la carrera nocturna fue atípica. Cuando un piloto llega a la grilla, el procedimiento habitual es detenerse, y cuando el último auto se estaciona en la grilla, un banderillero levanta una bandera verde en el fondo del pelotón, indicando que todos están listos para largar.

En ese momento, el largador debe levantar el cartel de 5”, eso significa que los autos no pueden moverse en su cajón de largada. Cualquier movimiento después del cartel de 5” es considerado falsa largada o adelantamiento, y es penalizado.

Una vez que se mostró el cartel de 5”, a los pocos segundos cercanos a esos cinco segundos que indica simbólicamente la pancarta, se baja el cartel, se enciende el semáforo rojo y entre 3 y 5 segundos se apaga, dándose por iniciada la carrera.

En la carrera del sábado en Santa Fe, la largada no fue así. Cuando Mariano Werner llegó al primer cajón de largada que le correspondía por ser el Poleman, frenó y se quedó mirando al largador, esperó que muestre el cartel de 5”. Por su posición, es imposible ver el semáforo y el cartel al mismo tiempo, lo razonable es mirar el cartel. Pero cuando miraba al largador, vio un reflejo rojo e inmediatamente empezó a escuchar que los motores aceleraban y lo empezaban a pasar. No había puesto el cambio aún, entonces movió el auto sin arriesgarse a que se detenga para evitar que lo impacte algún piloto y fue comenzando la carrera.

Al entrar a la recta posterior, Werner le pidió al equipo que vaya a reclamar. Que estaba mal largada la carrera. Gustavo Aznarez fue a hacer el reclamo a la CDA del ACA, pero cuando preguntó, la respuesta que recibió era que se había mostrado el cartel normalmente. Ese fue el error más serio y preocupante.

Un ser humano puede cometer una equivocación, aunque no debiera ocurrir en ciertas posiciones claves de una carrera de autos como es el largador. Rubén Anselmo, el hombre en cuestión, pudo haber tenido un instante de distracción por alguna causa y no levantar el cartel. Hasta ahí es un error humano. Serio, pero humano.

Lo que parece increíble es que ante esa situación, las autoridades de la carrera no hayan tomado la decisión de detener la carrera inmediatamente y dar como anulada la largada. Si durante las primeras dos vueltas de una carrera, existe alguna razón para detenerla, todo se reinicia con normalidad.

Si se hace después de esas dos vueltas iniciales, la carrera, si se detuviera, debe ser en dos partes, y su resultado establecerse por suma de tiempos. Pero no hubo reacción a tiempo, la carrera no se detuvo ni antes ni después de la vuelta dos, y nadie le puede dar a Mariano Werner y a Toyota más que un pedido de disculpas. Eso ocurrió minutos después de la carrera, en medio de los reclamos de Darío Ramonda, que no entendía cómo podía haber pasado lo que padeció su auto y equipo.

Cuando un piloto o equipo se equivoca es sancionado. Cuando el error de de la fiscalización no. Ese es el reclamo de Toyota que quizás no quede en las discusiones del sábado a la noche.

Circuitos y Talleres

No hay comentarios.: